madrid-propiedades-federico-tessore

Un año atrás comenzaron a comprar los extranjeros en Madrid. Ahora parece que empiezan a comprar los locales. Todo se da de una forma muy lenta, pero constante. Veamos que pasa en el mercado español.

Los procesos de recuperación de los mercados inmobiliarios son lentos. En las grandes ciudades suelen comenzar a comprar primero los extranjeros. Es que estos inversores no están golpeados por la crisis local por lo tanto son los que primero aprovechan los precios bajos. Y cuando este proceso se da, los precios inmobiliarios tienden a dejar de bajar. No suben bruscamente, pero por lo menos se detiene la baja.

Una vez que este proceso de compra por manos de extranjeros se afianza y el piso en los precios parece un poco más sólido, es turno del próximo paso del proceso de recuperación: los locales empiezan a comprar. Al principio lentamente, pero una vez que los precios se estabilizaron los locales se animan a comenzar a comprar propiedades. Esto es justo lo que se está dando ahora en Madrid según informa el medio Vozpopuli que reproducimos a continuación:

El INE ha dicho que mejora la venta de viviendas. El Colegio de Arquitectos de Madrid señala que ha aumentado un 20% el visado de proyectos. Son algunas señales que reflejan que el ladrillo se mueve. Pero el dato definitivo es la recaudación de impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos que indica que se recupera de manera importante el mercado de casas usadas.

La Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid ha contabilizado en el primer semestre de este año un total de 28.796 ventas de pisos usados, mil más que en el año 2010 con la crisis iniciando la bajada de ventas. La recaudación ha sido de 242.197 millones de euros.

Fuentes de la Consejería de Hacienda indicaron que la contabilidad regional ha detectado que la mejora empezó a principios de año con este tipo de casas y algo en hipotecas y que se extiende ligeramente en las promociones y viviendas nuevas.

Jesús Gil Marín, consejero delegado de Gilmar, afirma que los últimos datos son buenos, aunque matiza que se ha venido observando un ligero incremento en el último semestre. “Hemos tenido cuatro años –explica- muy malos y, aunque aún la situación no es para echar las campanas al vuelo, sí lo es para ser algo más optimistas”.

Gil Marín afirma que el proceso de mejora económica se ha iniciado con la vivienda usada y si sigue el recorrido normal continuará con el suelo y luego con la construcción de pisos. Cree que hay mucho stock, pero no en las “zonas buenas” donde considera que si las cosas siguen mejorando “se empezará a construir pronto”. El consejero delegado de Gilmar señala que hace dos años que apenas se construye en la zona del centro y sí que se han vendido viviendas usadas por falta de otro tipo de residencial. 

Jesús Duque, vicepresidente de la agencia Alfa Inmobiliaria, cree que la situación ha cambiado totalmente en el primer semestre de este año. “El precio de la vivienda ha tocado fondo –afirma- y empezará a subir en breve, de hecho hay zonas en las que ya está ocurriendo, pues creemos que el estancamiento del sector ha tocado fondo”.

Como muestra la nota la situación es atractiva y el mercado inmobiliario de Madrid sigue dando señales que está en un punto de inflexión, por lo tanto, que puede ser un buen momento para comprar. Como describe la nota, luego de los extranjeros y de los locales que compran propiedades usadas sigue el turno del desarrollo nuevo, de las nuevas obras. Y todo se comienza a dar en las mejores zonas de Madrid y luego gradualmente el proceso se da en otras ciudades o zonas aledañas.

Desde Totallia estamos a la búsqueda de oportunidades en Madrid. Hasta el momento hicimos tres ofertas por tres propiedades diferentes pero que en el proceso de due dilligence se cayeron por problemas legales o de habilitaciones. Los números y las propiedades eran atractivas, pero los papeles no estaban en orden. Por lo tanto, decidimos no avanzar con la compra.

El mercado inmobiliario español no es tan simple como el norteamericano. Tiene sus complejidades y particularidades. Por otro lado, las exigencias del tipo de propiedades que buscamos en Totallia son altas. Buscamos una rentabilidad mínima del 7% anual y un potencial de apreciación superior al 9% anual. El potencial de apreciación está n Madrid, pero encontrar propiedades con alta renta está resultando complicado.

Pero con paciencia y perseverancia las oportunidades aparecen. Solo hay que esperar el momento adecuado y encontrar la propiedad perfecta. El mercado en su conjunto parece ser una gran oportunidad y en Totallia estamos decididos a no dejar pasar la oportunidad.

Comentarios

Federico nació en Buenos Aires, Argentina el 25 de septiembre de 1975. Desde chico estuvo relacionado con el mundo de los negocios gracias a la influencia de su inquieto y emprendedor padre.

Tal vez te interese

Shares