cruenta-batalla-federico-tessore

Leer un diario como el Wall Street Journal es adentrarse en una aventura emocionante para un apasionado del mundo de los negocios, las inversiones y los emprendedores como quien les escribe. Sus noticias transmiten la energía que un pueblo como el norteamericano le dedica al mundo de los negocios, el riesgo y la innovación. Pasión, ambición, temeridad en algunos casos.

Pero también las hojas del diario muestran una terrible lucha, una cruenta guerra que se lleva a cabo al mismo tiempo. Estoy hablando de una lucha que se da en todos los países, aunque en cada país esta batalla toma diferentes formas.

La batalla es librada por los políticos, los reguladores, aquellos que no producen nada. Estas personas luchan contra aquellos que si producen. Aquellos que tienen las agallas y la creatividad para crear nuevas empresas. Nuevos negocios. Aquellos que están acostumbrados a hacer equilibro entre el precipicio que implica la quiebra de su nueva empresa y la gloria del éxito de un emprendimiento.

Se trata de un lucha desigual. Los políticos tienen todo el poder del estado, es decir, recursos económicos ilimitados, la justicia y el uso de la fuerza. Las personas productivas sólo tienen su cabeza y su corazón…

En una de las notas del diario publicada algunos días atrás se describía como una página de Internet llamada Airbnb Inc. recibía una inversión de U$ 300 millones. Esta inversión implicaba valuar a la empresa en la impresionante cifra de en U$ 10.000 millones, más que importantes cadenas hoteleras como Hyatt o Wyndham.

¿Qué hace Airbnb? Es una plataforma online que une a turistas y a dueños de casas o departamentos disponibles para alquilar en forma temporaria. De esta forma el turista puede entrar a la web de Airbnb y encontrar una enorme oferta de alojamientos. La empresa innovo en un mercado tradicionalmente controlado por los hoteles y tuve un éxito enorme. Por eso la empresa tiene tanto atractivo. Porque los clientes de Airbnb están muy conformes con su servicio y lo usan en forma masiva.

Pero en la misma nota se podía leer que gran parte de la nueva inversión se iba a dedicar a pagar a un “ejercito de abogados” que iban a intentar luchar en la corte contra todas las regulaciones que estaban intentando detener el desarrollo de Airbnb en todo el mundo. Los políticos y reguladores estaban inventando normas para detener a esta empresa.

Luego se podía leer otra nota que describía el surgimiento y la caída de otra empresa nueva relacionada al nuevo mundo de las Bitcoins llamada Mt. Gox, una especie de mercado para comprar y vender Bitcoins que cayó a principios de año. La nota mostraba como los emprendedores habían logrado hacer crecer la empresa y como gradualmente los reguladores norteamericanos empezaron a complicar la operatoria de esta empresa exigiéndoles garantías, imponiéndoles limitaciones y controles.

En todos los casos los reguladores dicen que “actúan para protegernos” de la insensibilidad y descuido de los emprendedores. Ellos parecen ser mucho más inteligentes que nosotros, por eso tienen la capacidad de cuidarnos. Ahora, si realmente son tan inteligente, ¿por qué no se va a crear su propia empresa y empiezan a producir dinero en vez de quitárselo a otros…? ¿Por qué no dejan que las empresas nazcan, se desarrollen y mueran en forma independiente?¿Porque no dejan que los emprendedores, los generadores de riqueza y sus clientes tomen decisiones solos?

Es una pregunta que no tiene respuesta…, mientras, esta lucha seguirá dándose en todo el mundo. Y como siempre pasa en las historias de amor que vemos en el cine, aquí también el corazón y la pasión vencerán frente a la oscura fuerza de la máquina de impedir que implica el estado y sus oscuros funcionarios.

Si tengo que elegir de que lado estar en esta batalla, no tengo dudas. Elijo estar del lado de los soñadores que intentar asegurar su futuro financiero arriesgado e innovando. No sólo creo que el destino es mucho más atractivo, sino que estoy seguro que el trayecto, el viaje hasta llegar a la meta, es infinitamente más saludable.

Comentarios

Federico nació en Buenos Aires, Argentina el 25 de septiembre de 1975. Desde chico estuvo relacionado con el mundo de los negocios gracias a la influencia de su inquieto y emprendedor padre.

Tal vez te interese

Shares