Los índices bursátiles norteamericanos no han parado crecer y tocar récords históricos, una y otra vez, durante 2016. Suena bien, pero las buenas noticias no duran por siempre.

Hay una sombra que acecha los mercados de valores en todo el mundo.

A esta sombra se le llama corrección del mercado, pero no te preocupes. Hoy te enseño a prepararte adecuadamente.

Una corrección del mercado significa un retroceso en el precio de un mercado en alza. Suele suceder cuando el valor de una acción sube a un ritmo superior al del activo real.

Para graficártelo de forma simple: una minera podría multiplicar mucho su valor del mercado sin que se fundamente en el precio del oro.

Una vez que esto ocurre, hay una oleada de ventas en el mercado, puesto que los inversores venden sus acciones para no tener pérdidas.

Y he aquí la cuestión sobre la corrección del mercado. Nadie sabe cuándo se producirá, pero tarde o temprano afrontaremos una…

C:\Users\Luis\Desktop\sp 500.jpg

¿Por qué habrá una corrección del mercado?

Los índices estadounidenses tienen hoy un precio-beneficio de entre 15 a 20 veces, muy por encima de su media histórica, algo que obedece a las continuas subas experimentadas en Wall Street durante 2016.

Hablemos con ejemplos: la energía, tocada por la caída de los precios del petróleo –y su posterior recuperación-, ha llevado su valoración cerca de las 59 veces precio-beneficio, cuando el resto se mueve entre 15 y 20.

Los sectores que cotizan a múltiplos más bajos son telecomunicaciones, semiconductores y salud. Salvo la última industria, los 2 primeros están entre los que más han subido.

Lo cierto es que alrededor de 34% de las compañías que cotizan en Bolsa lo hacen por encima de su media móvil, en las últimas 50 sesiones bursátiles.

C:\Users\Luis\Desktop\Dow Jones.jpg

A dónde ir ante una corrección

Los sectores con mayor potencial para resguardar nuestros ahorros en este eventual caso serían: energía, tecnología y sector financiero, porque tienen lecturas superiores debido a  que tienen un mayor peso del mercado.

Las acciones que pagan dividendos también lo vienen haciendo mejor de lo que era en años pasados y ciertamente se han anotado como ganadoras bajo el escenario de bajos tipos de interés.

Las defensivas a su vez, lo han hecho bastante bien, especialmente en las semanas previas a las elecciones presidenciales estadounidenses.

Esto ha provocado que tanto las compañías de sectores defensivos como acciones de alto dividendo hayan alcanzado valoraciones tan altas que son ahora una fuente de preocupación en el mercado americano.

Un consejo adicional…

Buscá sectores cíclicos y acciones dentro de los servicios al consumo, hardware, equipos y transporte. También es recomendable ser cautelosos con las compañías de alta capitalización y fuerte dividendo, dado que sus valoraciones han alcanzado máximo en esta época.

Además, tenés siempre los refugios tradicionales:

  1. Inmobiliario: el problema está en que si todos acuden al real estate, podría crearse una burbuja.

  2. Emergentes: muchos buscan la rentabilidad en los países emergentes que han sido las estrellas del mercado en 2016, pero cuidado porque su economía no demuestra lo mismo que sus valores bursátiles.

  3. Dinero en efectivo: las monedas duras son una alternativa para estar líquidos, a la espera de una oportunidad de inversión.

Te podemos ayudar con datos más sólidos en nuestros servicios financieros. Los datos que te dimos en esta columna son meras guías para que estés mínimamente preparado ante los acontecimientos por venir.

Suscribite a Asesoría Tessore (linkear servicio) para obtener información más detallada.

Hasta la próxima.

Saludos,

Federico Tessore
Director de Inversor Global

 

Federico nació en Buenos Aires, Argentina el 25 de septiembre de 1975. Desde chico estuvo relacionado con el mundo de los negocios gracias a la influencia de su inquieto y emprendedor padre.
Comentarios

Tal vez te interese

Shares